Bailar el Movierecord

“¡Moooooovie-re-cord… tata-tata-tata-ta-tarararata-ta-tará!”, luces psicodélicas, un luminoso en la pantalla que rompe la oscuridad de la sala de cine y la inconfundible sintonía que daba paso a ¡los anuncios! Ahora hay más compañías que también crean y distribuyen los comerciales cinematográficos, pero hace muchos años, al menos en el sur, Movierecord fue la reina.

Lo confieso: soy un apasionado de los anuncios en los cines, de esas minipelículas en formato 4:3 que dejan desnudos los laterales de la pantalla y que parecen rodados con una Súper-8 por la cantidad de grano y ruidos de fondo que tienen. Me gustan sobre todo aquellos que se emiten en televisión, pero en su versión completa en lugar de recortados a los inevitables veinte segundos que la pequeña pantalla impone. Y los de comercios locales… es increíble cómo cambia un soso aviso de una zapatería o de un “factory” cuando los oyes en dolby estéreo (in selected theatres). Algunos son ya clásicos: el de Cadena 100, por ejemplo, que mostraba una peculiar sección de anuncios por palabras de un periódico (“Hombre invisible busca mujer transparente para hacer lo nunca visto”, ¡toma perla!), o cualquiera de los de “Bocatta” que, lo crean o no, daban bocadillos mucho antes que esa pijada del Pans and Company.

Cinco minutos después, de nuevo el logo, las luces, la psicodelia y la sintonía que se baila espalda contra respaldo. Acaba el “Movierecord” y empieza la película. Por eso entrar en el cine tarde, con los anuncios ya pasados y sin haber bailado el “Movierecord”, deja la película como si le faltara… qué sé yo, como si le faltara la sal.

Ahora Movierecord es algo distinta. Forma parte de Antena 3, ha cambiado su logo broadwayano por una “m” estilizada y se ha convertido en un gigante nacional de la publicidad. Ya no es lo mismo, claro, pero me ha hecho pasar ratos tan divertidos que no quería comenzar esta nueva etapa de La Remington de Joe Gillis por las buenas… y la mejor forma de hacerlo es dejándoles, para que lo bailen, para que lo sientan, para que apalanquen bien en su butaca antes de las próximas sesiones, la genuina sintonía del “Movierecord”.

(no se olviden de bajar las luces y apagar los móviles)

movierecord.mp3

Comentarios
  1. ladydark : 30.03.07

    En el sur y en el centro se lo aseguro, me he visto tarareando la musiquilla al mismo ritmo que la leía jajaja.
    Por cierto enhorabuena, la remington estará aqui en el mejor de los alojamientos.

  2. Joseph Gillis : 31.03.07

    Gracias, dama. Báilate una por mí :-)

  3. Jose M : 16.09.07

    Movierecord… un clásico. Genial ese mp3, todo un documento sonoro de nuestra infancia en las salas de cine! Un abrazo desde Valencia amigo,

    Jose M

  4. Afo : 15.10.08

    Grande, Tio. Me lo he puesto de politono

Deja tus diálogos:

'Nombre', 'Correo' y 'Comentario' son campos requeridos.

Nombre

Correo Electrónico

Página Web

[Ayuda Textile]

 — 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo una Licencia Creative Commons. El resto son propiedad de sus respectivos autores.
Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir).
Gestionado con Textpattern.


Datos de Taquilla