The Visitor

The Visitor“, USA 2007, Groundswell/Next Wednesday/Participant Productions/Overture Films

Dirección y Guión: Thomas McCarthy
Productores: Michael London, Mary Jane Skalski
Productores Ejecutivos: Omar Amanat, Chris Salvaterra, Jeff Scott, Ricky Strauss, John Woldenberg
Música: Jan A.P. Kaczmarek
Fotografía: Oliver Bockelberg
Montaje: Tom McArdle
Vestuario: Melissa Toth
Diseño de Producción: John Paino
Intérpretes Principales: Richard Jenkins (Prof. Walter Vale), Haaz Sleiman (Tarek Khalil), Danai Guiria (Zainab), Hiam Abbass (Mouna Khalil)

Enlace IMDb

Me gustaría que Thomas McCarthy hiciera más películas en el futuro, para poder tener una idea de por dónde va su cine. Desde luego, si las próximas que haga van a tener la agilidad y estilo de “The Visitor”, cuenta con un espectador seguro.

Y es que al principio uno se echa para atrás en el sofá para pensar “vaya, otra película intimista de esas con profesor frustrado, crítica social y paredes de papel pintado con rombitos”. Es lo que tiene el cine independiente, que por lo general y con honrosas excepciones habla de apenaos. Vale, es una exageración, pero aplicable a un espectador medio, o medio-entero.

A todos los efectos, “The Visitor” es una de esas excepciones. La historia de Walter, un profesor universitario (un enorrrrrme Richard Jenkins, al que pudimos ver en la penúltima de los Coen haciendo un papel similar, pero con cierta guasa) frustrado, sí, con la vida que lleva, con unas clases que le resultan tópicas y nada gratificantes, unos libros que escribe por inercia, unas clases de piano que le deprimen por su torpeza y, en definitiva, poca motivación en su existencia tras quedarse viudo. Por esas cosas que les pasan a los funcionarios, se ve obligado a asistir como ponente a unas conferencias en Nueva York, donde tiene un apartamento que hace tiempo que no pisa. Al llegar allí, se encuentra a Tarek y Zainab, una pareja de ilegales que ha “ocupado” su casa al alquilársela a un estafador. Cuando están a punto de marcharse, Walter, con una mezcla de desgana y curiosidad, les ofrece quedarse unos días hasta que encuentren algo. Tarek es un músico sirio que toca el djembé, de caracter espontáneo y abierto, y que intuye enseguida que Walter necesita un poco de chispa en su aburrida vida. Zainab es su novia, una senegalesa que vende artesanías en el mercadillo y que desconfía de cualquier extraño, por lo que se mantiene distante con Walter. A través del djembé y de su optimismo contagioso, Walter se dejará llevar por Tarek como si fuera un niño que está descubriendo cosas cada día, y por primera vez en mucho tiempo volverá a sonreír. Incluso cuando las tornas se vuelven feas y Walter tenga que ayudar a su ahora amigo, seguirá encontrando una nueva motivación para reconciliarse con la vida.

Como decía al principio, lo que más me gusta de esta película es la suavidad con la que fluye, cómo pasan las cosas sin que te enteres del tiempo. No hay un momento aburrido en la película, algo muy complicado de conseguir cuando no hay suspense o acción en la trama. Todo sucede en su debido momento, con los tiempos bien medidos y gracias a un trabajo de los actores impresionante, que consiguen meterte en la pantalla e identificarte con ellos sin estridencias ni gestos raros. Ayuda mucho que sean actores (casi) desconocidos; Jenkins, ya dijimos, es de éxito reciente y aquí demuestra que con muy pocos recursos se puede pasar perfectamente de la comedia al drama casi sin cambiar el gesto, y hacerlo creíble en ambos casos. La aparición de la bellísima actriz palestina Hiam Abbass, más o menos a la mitad de la película, añade además una presencia imponente a la pantalla, que cautiva al espectador con ese juego de miradas que intercambia con el protagonista en distintos momentos del metraje. Haaz Sleiman, que hace de Tarek, exhibe una naturalidad tal que te olvidas de que es un actor interpretando un papel. Y, si algo se puede reprochar al guión, es no haberle dado suficiente cancha al personaje de su novia (Danai Gurira), que se queda un poco descafeinado en su desarrollo frente al resto.

Por demás la historia la hemos visto ya algunas veces en el cine y en la televisión, y por desgracia muchas en la vida real. No quiere hacer McCarthy un film-denuncia, según entiendo, aunque a ratos le sale reivindicativo de la situación de los inmigrantes ilegales en EEUU, cuyo servicio de inmigración (funcionarios incluidos) no sale nada bien parado. Pero supongo, insisto, que no es ese el tema: “The Visitor” habla de la soledad, de la amistad, del amor, de la contraposición entre una juventud que tiene todo por descubrir y una madurez que descubre que se ha dejado cosas atrás, pero que está a tiempo para recuperarlas. No se recrea en lo dramático y tampoco pretende hacer de la historia un cuento de hadas, sino que mantiene el equilibrio entre lo deseado y lo posible. De esta manera se consigue enganchar al espectador romántico tanto como al escéptico y, en cierta medida, dejar contentos a ambos. Porque cuando una película te deja buen sabor de boca, con ganas de saber más de lo que ocurre tras el “The End” y, al mismo tiempo, con sensación de tranquilidad porque no lo vas a saber, es que su autor ha dado con la fórmula adecuada. Y qué grande es el cine, que todo eso se puede conseguir en apenas una hora y media.

Comentarios
  1. Prueba 4 : 16.03.10

    probando

  2. Alberto : 15.04.10

    Dos cositas: se te ha colado una h en los Coen.

    La otra, échale un vistazo a The Station Agent, el debut de Thomas McCarthy, que es otra película interesante y francamente bonita.

  3. Joseph G. : 15.04.10

    Corregido. Y se demuestra que esto no lo lee nadie: eres el único que se ha dado cuenta XD

Deja tus diálogos:

'Nombre', 'Correo' y 'Comentario' son campos requeridos.

Nombre

Correo Electrónico

Página Web

[Ayuda Textile]

 — 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo una Licencia Creative Commons. El resto son propiedad de sus respectivos autores.
Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir).
Gestionado con Textpattern.


Datos de Taquilla