Gravity

Gravity“, USA 2013, Warner Bros.

Director: Alfonso Cuarón
Productor: David Heyman
Guión: Alfonso y Jonás Cuarón
Productores Ejecutivos: Stephen Jones, Nikki Penny, Gabriela Rodríguez
Música: Steven Price
Fotografía: Emmanuel Lubezki
Montaje: Alfonso Cuarón, Mark Sanger
Vestuario: Jany Temime
Diseño de Producción: Andy Nicholson

Intérpretes Principales: Sandra Bullock (Dra. Ryan Jones), George Clooney (Matt Kowalski), Ed Harris (Voz del control de misión)

Enlace IMDb

De Alfonso Cuarón sólo había visto hasta la fecha “Y tu mamá también” (2004), que aun teniendo cierto interés y a Maribel Verdú esplendorosa, me dejó un poco frío. Como tampoco tiene demasiados films y de géneros muy diversos, realmente no estaba seguro de qué podía esperar en esta película, más allá de las casi unánimes buenas críticas.

Y el resultado las justifica. “Gravity” es una inyección en vena de brutal intensidad desde la perspectiva de una persona que debe enfrentarse completamente sola a una situación límite en la que su propio miedo se convierte en su primer adversario. La creciente tensión, derivada de las dificultades que a la protagonista se le van superponiendo sin darle apenas tiempo a respirar, agarra al espectador hasta dejarle tirantes todos los músculos del cuerpo mientras orbita junto con la astronauta a través de un prodigio tecnológico que demuestra el poder del cine para crear no sólo mundos imaginados sino también realidades muy perceptibles.

Sandra Bullock en el papel de la doctora Ryan Stone se emplea a fondo en su capacidad expresiva en un papel que consigue reproducir la sucesión de sentimientos y emociones ineludibles en plena lucha por la supervivencia. Bullock no es una heroína, como no sea de sí misma. No tiene que salvar al muchacho, no resuelve enigmas insondables ni puede permitirse el lujo de esperar a la caballería. Tiene el conocimiento pero le falta la experiencia, y en apenas unas horas ha de pasar al nivel magistral de todo aquello que le costó años aprender. Toda esa evolución, que ha de mostrarse en la pantalla en un espacio muy restringido, a pesar de tener, por decirlo poéticamente, todo el universo a su disposición, está desarrollada brillantemente por Bullock al mínimo detalle. La fortaleza de su carácter no es arquetípica ni omnipotente: parte del terror a lo desconocido y en muchos momentos cede a la desesperación y la angustia. Cómo recomponerse desde ahí es algo que prefiero dejar que ustedes mismos lo vean. No sé si será el mejor papel de su carrera, pero conseguir semejantes registros en una película donde hay que trabajar en su mayor parte con escenarios irreales es mérito de alguien que ha alcanzado una cota máxima en su profesión de actriz.

“Gravity” también es una película sobre aquello en que nos convertimos cuando la soledad no es una opción. El viaje por el espacio se torna, por tanto, en una exploración implacable de nuestras propias capacidades, de nuestras reacciones (o la falta de ellas) ante lo aparentemente insalvable. Ante ese momento en que la disyuntiva entre dejarse morir o seguir luchando no siempre es de fácil resolución.

Comentarios

Deja tus diálogos:

'Nombre', 'Correo' y 'Comentario' son campos requeridos.

Nombre

Correo Electrónico

Página Web

[Ayuda Textile]

 — 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo una Licencia Creative Commons. El resto son propiedad de sus respectivos autores.
Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir).
Gestionado con Textpattern.


Datos de Taquilla