La MPAA retira la prohibición de enviar "screeners" a los miembros de la Academia

Tras tres semanas de polémica, finalmente la Motion Picture Association of America (MPAA) ha decidido modificar (en la práctica, retirar) la normativa que prohibía que los miembros de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS) recibiesen los llamados “DVD Screeners”, es decir, las películas que los estudios envían a los votantes mientras están en cartel, o antes de entrar al mercado del video, para que las puedan valorar de cara a los “Oscars”.

La MPAA había tomado esta medida, según declaró su presidente Jack Valenti, para luchar contra la piratería, puesto que muchos de estos screeners acababan siendo distribuidos por Internet (cosa que Joe Gillis ha podido comprobar por sí mismo, pero no diré dónde) o por el mercado negro asiático. Sin embargo, la prohibición se ha encontrado de frente con el rechazo de los actores, principales destinatarios de estos DVDs, y de los directores, por dos razones: la primera es que la mayoría no tiene tiempo de ir al cine a ver las películas nominadas, sobre todo por motivos de su propio trabajo; y la segunda, que de esa forma las películas independientes, cuya difusión en los cines es mucho menor, pierden prácticamente todas sus opciones de entrar en la carrera por los premios, al se de difícil y limitado acceso. Para que se hagan una idea de esto último, en el territorio de los EEUU una superproducción se estrena en un número de cines que oscila entre los 3000 y los 4000 en su primera semana (luego disminuye), mientras que una independiente o en lengua extranjera ronda las 200-400 salas, aguanta mucho menos en cartel y está mucho más localizada en las grandes ciudades, principalmente del Este (donde menos votantes hay).

La modificación no supone una retirada total, sino que establece nuevas normas para los miembros de la AMPAS que reciban esos screeners, principalmente el compromiso escrito de no contribuir a su difusión y una codificación electrónica en cada DVD que los haga (teóricamente) rastreables, de modo que si se caza una copia pirata del screener y se averigua a qué miembro se le envió, se castigaría al infractor con la fulminante expulsión de la Academia (no, nada que ver con Operación Triunfo, gracias).

Muchas veces, negocio y sentido común pueden ir unidos de la mano, como se puede comprobar con esta noticia.

Comentarios

Deja tus diálogos:

'Nombre', 'Correo' y 'Comentario' son campos requeridos.

Nombre

Correo Electrónico

Página Web

[Ayuda Textile]

 — 

Los textos originales de este cuaderno se encuentran bajo una Licencia Creative Commons. El resto son propiedad de sus respectivos autores.
Valida xhtml y css. Formatos disponibles para agregadores de noticias: atom y rss ( Suscribir).
Gestionado con Textpattern.


Datos de Taquilla